Mercedes, “la doctora simpática”

Mutual Médica · 30/10/23 · 4 min

Así es como la conocen en la localidad en la que ejerce y vive, una ciudad en los alrededores de Madrid. Mercedes, como doctora de cabecera, es el referente para muchos de sus pacientes, a los que lleva atendiendo desde hace más de 10 años en el ambulatorio. Una doctora en la que tienen depositada toda su confianza por su profesionalidad, la pasión por lo que hace y su sonrisa, siempre. Dicen que esa sonrisa es parte de la cura. 

Mercedes no se imagina haciendo otra cosa que no sea atender a sus pacientes. Desde joven supo que quería dedicar su vida a ayudar a los demás a través de la medicina. Para ella más que una profesión, es una elección de vida. Una vocación que fue clave en el periodo de pandemia y por el enorme esfuerzo que le supuso a todos los niveles. 

Cuando la pandemia le hizo hacer un “clic” 

Esto te suena ¿verdad? Mercedes se encontró trabajando largas jornadas, atendiendo a un flujo constante de pacientes y luchando incansablemente contra una enfermedad para todos desconocida. A pesar del agotamiento y las dificultades, su pasión por cuidar de los demás no flaqueó. 

Fue a partir de ese momento, cuando Mercedes empezó a reflexionar sobre su futuro y el de su familia. Para ella se hizo más relevante que nunca el sentimiento de protección que se despertó en muchos de nosotros, el de protegerse ella y proteger a su familia. 

Con 45 años, todavía tenía mucho que hacer y se planteó abrir una consulta privada para complementar su actividad en la sanidad pública.  La pandemia la había llevado al límite y había despertado en ella la necesidad de asegurar su bienestar a corto y a largo plazo. Por una parte, consiguiendo un complemento a sus ingresos, pero a la vez planteándose la idea de garantizar su jubilación y proteger a su familia frente a cualquier imprevisto. Y esto se convirtió en una prioridad.

  • En busca de la mejor receta: el plan idóneo
  • El MEL, la mejor opción del Vademecum 

Mercedes tuvo claro el diagnóstico y no dudó en tener clara la mejor receta como alternativa al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y para asegurar su futuro. El plan apropiado debía adaptarse a sus necesidades y posibilidades y, además de la jubilación, debía ofrecer protección en caso de baja laboral o incapacidad. 

El MEL no solo cumplía con todo ello, sino que además era de su mutualidad de confianza: Mutual Médica. Porque para Mercedes estos tres principios activos son importantes:

  • Que se entiendan sus circunstancias como médico
  • Que su mutualidad la acompañe de manera eficiente a lo largo de su carrera 
  • Y que le brinden las mejores soluciones, los que más saben de ellas tras más de 100 años dedicados a proteger y cuidar del médico. 

Sí, el MEL se adaptaba perfectamente a las necesidades de Mercedes, y lo que más le llamó la atención fue la garantía del tipo de interés, a diferencia de otras mutualidades o compañías aseguradoras. 

Beneficios que marcan la diferencia, sin efectos secundarios 

Al profundizar en el MEL, Mercedes tomó consciencia de los beneficios que ofrece este seguro de jubilación, dándose cuenta de que es la solución más adecuada para ella. 

Además del tipo de interés garantizado, el plan le permite incrementar progresivamente su capital invertido, adaptándolo a sus responsabilidades económicas a lo largo del tiempo. También descubrió las ventajas fiscales y la posibilidad de rescate del capital invertido.

Confianza, la clave de todo 

Como mutualista, Mercedes tiene puesta en Mutual Médica la confianza que sus pacientes tienen en ella. En parte, por poder visualizar con total transparencia los logros que sus aportaciones al MEL le garantizarán a lo largo de los años:

  • Con una aportación inicial de 241,91 €, asegura 113.148,09 € al jubilarse. 

  • Saber que ya a los 55 años tendrá asegurados 34.139,89 € para la jubilación y 32.912,64 € como capital de defunción, le brinda una tranquilidad invaluable. 
  • Y que 20 años después de contratar el seguro, a los 65 años, podrá contar con 82.341,20 € para la jubilación y 78.876,90 € como capital de defunción.
  • Asegurándose además 734,27 € al mes en caso de incapacidad laboral. 

Más una cobertura de 300,00 € al mes en caso de dependencia. Y un ahorro de vida de más de 7.000 €.

Sin imprevistos, sin sorpresas. Con todas las garantías. 

Ahora, Mercedes mira hacia el futuro con confianza, sabiendo que ha tomado medidas para garantizar su bienestar y disfrutar de una jubilación tranquila. 

Si Mercedes te inspira, no importa cuál sea tu situación, es fundamental reflexionar sobre el futuro y buscar soluciones que se adapten a tus necesidades. Crea tu propio camino y elige la seguridad y la protección que mereces. Tu historia, como la de Mercedes, también puede ser una inspiración para otros médicos que buscan garantizar su bienestar y el de sus familias. 

Nuestro compromiso es asegurarlo. 

Otros posts

¿Quieres saber qué opinan los presidentes de los Colegios de Médicos?

02/05/24 · 5 min · Mutual Médica

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

24/04/24 · 4 min · Mutual Médica

Qué es un incidente de ciberseguridad y cómo gestionarlo

23/04/24 · 4 min · Edgar Mayol i Palouzie

Contactamos contigo

Resolvemos tus consultas o dudas, a través del teléfono 900 82 88 99. Si prefieres, puedes dejarnos tus datos y en breve contactaremos contigo: