Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.

Leer más

Publicador de contenidos

angle-left null Si trabajas en la privada, ahora puedes tener muchas más ventajas

Si trabajas en la privada, ahora puedes tener muchas más ventajas

Si ejerces en la privada no te quedes con lo básico y aprovecha para protegerte a ti y a los que más quieres. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará?

La única alternativa al RETA es el Seguro MEL (Seguro para Médicos de Ejercicio Libre). Además, ahora también puedes ampliar tu cobertura y sacar provecho ahorrando, cubriendo a tu familia o preparándote para la jubilación:

  • La vida está llena de imprevistos y, a veces, estos pueden suponer un gran estrés. Por eso, ahora puedes mejorar tu Seguro MEL asegurando tus ingresos ya sea ampliando la cobertura de las bajas laborales o la renta vitalicia en caso de dependencia o contratando la protección a tu especialidad.

  • Sabemos que la familia es una de las cosas más importantes en la vida, así que ahora también puedes complementar tu MEL y garantizar la estabilidad económica de tu familia por si algún día faltas o te encuentras en una situación de incapacidad o invalidez.

  • El futuro parece lejano, pero siempre llega. Por eso vale la pena cubrirse las espaldas y pensar en la jubilación. Si tienes el MEL puedes complementarlo con el seguro de jubilación que mejor se adapte a ti.

Si ejerces en la privada no te quedes con lo básico y aprovecha para protegerte a ti y a los que más quieres. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará?