Hábitos saludables para cuidar de ti y de tus pacientes

Para ser capaces de cuidar de las personas y poder proporcionarles un servicio profesional óptimo, debemos empezar por nosotros mismos.

Mutual Médica · 29/01/24 · 4 min

Para ser capaces de cuidar de las personas y poder proporcionarles un servicio profesional óptimo, debemos empezar por nosotros mismos. Como profesionales médicos y expertos en salud, tenemos que conocer los hábitos que deben formar parte de nuestras rutinas y que nos ayudarán a conseguir que todas las personas puedan disfrutar de un máximo bienestar.

Por este motivo, hoy compartimos los hábitos saludables que debemos llevar a cabo en nuestro día a día. Algunos de los factores que se vuelven clave son las dietas alimenticias, el descanso de calidad y la eliminación del estrés, la práctica del ejercicio físico y el disfrute del tiempo personal y de ocio. La implementación de estos hábitos juega un papel muy relevante que nos ayudará a conseguir la energía necesaria para poder llevar a cabo nuestras tareas como médicos de manera eficiente.


 

Hábitos de vida saludable para cuidar de tus pacientes y de ti

Adquirir estos conocimientos se convierte en un factor imprescindible en lo que a la mejora de nuestra salud se refiere, y, además, podremos compartir estos aprendizajes con nuestros pacientes para ayudarles a mantener un mayor bienestar y contribuir a la mejora de su calidad de vida.

Adopta estas 10 rutinas y notarás cómo mejora tu calidad de vida, salud y confort:

Sigue una alimentación sostenible y saludable

La alimentación sostenible y saludable es un modelo que tiene como objetivo afrontar las preocupaciones de salud y ambientales asociadas a la producción y consumo de alimentos. Además de garantizar la salud de las personas, busca promover la producción y el consumo responsables, genera un impacto ambiental reducido y lucha contra el cambio climático.

Este tipo de alimentación va totalmente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), siguiendo una línea responsable, sostenible y ética, tanto a nivel local como a nivel global con el entorno y con el resto de seres vivos del planeta.

La alimentación sostenible tiene en cuenta la huella ambiental en la alimentación, el uso de recursos hídricos, así como de la tierra, durante todo el proceso de la cadena alimentaria, donde prioriza los alimentos poco procesados, locales y de temporada, y potencia actividades culinarias y gastronómicas.

Para seguir una dieta sana y disfrutar de un estado de salud óptimo, es muy importante que el 90% de los alimentos que ingieras sean comida real, como, las verduras, las frutas, las legumbres, los cereales, el pescado, la carne (pollo o pavo, por ejemplo), los frutos secos, el aceite de oliva y el agua. El consumo de estos ingredientes te ayudará a contar con la energía necesaria para enfrentar las complicadas jornadas laborales que vivimos día a día en los centros sanitarios.

Controla las situaciones que te generan estrés

Tanto en el lugar de trabajo como en nuestra vida personal, los profesionales médicos nos enfrentamos a situaciones estresantes. El hecho de identificarlas e intentar controlarlas para manejarlas de la manera más adecuada, será un factor clave a la hora de evitar el estrés y todos los efectos negativos que puede producir.

¿Cómo podemos alejarnos del estrés? En el ámbito laboral, hacer una pausa y salir a respirar aire fresco, nos ayudará a tomar mejores decisiones y a tener actitudes más eficientes, a la vez que controlamos nuestras emociones y podremos pensar y reflexionar detenidamente en los distintos aspectos que nos rondan por la cabeza. Mucho cuidado con sufrir fatiga laboral.

En el ámbito personal, la opción perfecta será fomentar la relación con la familia y los amigos. Hablar con ellos, liberarnos, y si aparecen discusiones, en la medida de lo posible, no involucrarnos. Si esto es inevitable, dialogar y resolver el conflicto de la manera más calmada posible, será la mejor elección.

Practica ejercicio físico con regularidad

La práctica del deporte es uno de los hábitos de vida saludable que conocemos hoy en día, y como profesional médico, debes implementarlo en tu rutina para disfrutar de una salud plena y estar en forma durante las largas jornadas laborales.

El sedentarismo es una de las principales causas de la aparición de enfermedades de distintos tipos, desde cardiopatías a problemas de salud mental, pasando por la obesidad, la diabetes, el cáncer de colon, la osteoporosis o el cáncer de mama, entre muchos otros. Por este motivo, debes implementar este hábito, y, en la medida de lo posible, conseguir que tus pacientes lo hagan también. 

El fortalecimiento de los músculos y los huesos, la mejora de la circulación sanguínea, el cuidado del corazón y la quema de calorías, entre otros, son algunas de las ventajas que presenta la práctica del ejercicio físico en la salud de las personas. Además, también relaja la mente, por lo que se convierte en uno de los hábitos saludables más importantes hoy en día.

Disfruta del tiempo libre

Además de mantener estos hábitos de vida saludable en lo que se refiere a la alimentación y al ejercicio físico, un buen disfrute del tiempo libre jugará un papel clave para poder contar con una mayor salud y bienestar.

Es imprescindible que disfrutes de tu tiempo libre y, para ello, tendrás que buscar actividades que te llenen, ya sea de manera individual o con otras personas. Existe un gran abanico de opciones, pueden ser actividades deportivas, mentales, culturales o de cualquier otro tipo. Simplemente, escoge aquellas que más te gusten y te hagan disfrutar, contribuyendo a que dejes de lado por un momento el resto de los problemas que puedas tener. 

A nivel energético y de generación de endorfinas, este hábito te vendrá genial para poder incrementar el bienestar de tu salud mental y rendir de manera óptima en el trabajo, a la vez que te permitirá disfrutar todavía más de cada una de las acciones y tareas que lleves a cabo en tu día a día.

Mantén un descanso adecuado

Como profesionales médicos, somos conocedores de la importancia de mantener un descanso adecuado para disfrutar de una salud óptima. Ahora, es el momento de implementarlo, tanto en nuestra rutina, como en la de nuestros pacientes. Dar el paso de la teoría a la práctica se vuelve fundamental en este hábito que, de bien seguro, llenará nuestra salud de beneficios.

El sueño juega un papel muy importante dentro de la salud. Es necesario dormir el número de horas adecuadas para descansar tanto el cuerpo como la mente y, de esta manera, poder disfrutar de la energía que necesitamos para desempeñar las tareas del día a día en los centros sanitarios.

Nuestra calidad de vida se verá notoriamente mejorada si contamos con un sueño apropiado y evitamos el insomnio, que puede llegar a producir graves problemas relacionados con cardiopatías, hipertensión arterial y enfermedades mentales, endocrinas y metabólicas.

Para los jóvenes y los adultos de entre 18 y 65 años, lo más aconsejable será dormir entre 7 y 9 horas al día. Duerme las horas de sueño necesarias y desconecta de todas las preocupaciones cuando te tumbes en la cama. El descanso de calidad juega un papel primordial en el desempeño de tus tareas diarias y de tu salud, tanto física como psicológica.

Evita el consumo de sustancias como tabaco y alcohol

El hecho de fumar o de consumir alcohol son prácticas que están muy extendidas y que pueden ser peligrosas, afectando en gran medida de tu vida, a tu salud. Además, son problemáticas que están vinculadas a numerosos problemas de salud, como enfermedades cardíacas, cáncer y problemas respiratorios. 

Si quieres adoptar hábitos saludables para una buena salud, entonces tendrás que dejar de fumar y de beber alcohol. Al menos, puedes empezar por reducir su consumo, hasta tratar de hacerlo desaparecer por completo. Cuando lo hagas verás que te sientes mejor.

Mantén un peso saludable

Comer saludable y hacer ejercicio de forma frecuente es fundamental para tratar de estar sano y en tu peso. ¿Cuál es el peso ideal? El número puede ser diferente para una persona a otra, dado que depende de la altura y de la edad. Lo ideal es estar en un IMC medio.

Mantenerse en peso es importante para reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Por eso es fundamental mantener un equilibrio entre la ingesta calórica y la actividad física, así como pesarse de forma semanal para ver que efectivamente te mantienes en tu peso. 

Cuida tu higiene personal

Otro de los hábitos de vida saludable que te recomendamos adoptar, tiene que ver con tu higiene. Al fin y al cabo, la forma en la que te muestras a los demás también importa, por lo que debes tratar de transmitir tu mejor imagen, la mejor versión de ti mismo.

Para ello, lava las manos regularmente, aséate a diario, cepilla los dientes dos veces al día y acude regularmente al dentista. Ten en cuenta que la higiene personal también es esencial para prevenir enfermedades y mantener la salud, aparte de ayudarte a transmitir una mejor impresión.

Bebe suficiente agua a diario

Beber la suficiente cantidad de agua a diario es fundamental para estar sano. Ten en cuenta que el agua es esencial para el funcionamiento adecuado del cuerpo y puede ayudar a prevenir la deshidratación, por eso es importante que tanto en invierno como en verano, bebas al menos 2 litros diarios.

Si te cuesta beber agua, puedes probar alternativas como tés, cafés (mejor sin cafeína), infusiones, cremas, sopas, etc. Al final, son otras formas de ingerir líquidos, para mantenerte hidratado y en un buen estado de salud.

Dedica un rato diario a meditar

La meditación es una práctica que ha ganado popularidad en todo el mundo debido a sus numerosos beneficios para la salud mental, emocional y física

Es una práctica que puede llegar a tener un impacto positivo en la vida de las personas, porque te puede ayudar a manejar mejor las tensiones diarias y reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Como resultado, sentirás que estás mejor. 

Además, la meditación puede ayudar a las personas a desarrollar una mayor resiliencia emocional, para comprender y lidiar mejor con tus pensamientos y desafíos emocionales. Es una forma de invertir tiempo en ti, en tu autocuidado.

Todos estos hábitos y ejemplos que te mostramos te ayudarán a mantener un estilo de vida saludable, factor imprescindible para ti, y también para tus pacientes. Tenlos en cuenta e intenta aplicarlos en tu día a día, porque todos los beneficios que aportan estas rutinas te ayudarán a disfrutar de una máxima salud y bienestar, que se verá reflejada en tu vida personal y profesional, y que, además, como médico, podrás compartir con quienes más lo necesitan.

Otros posts

Cómo tratar a los diferentes tipos de pacientes en un hospital

13/02/24 · 3 min · Mutual Médica

10 cualidades de un médico emprendedor

09/02/24 · 3 min · Mutual Médica

En Mutual Médica garantizamos una jubilación segura y sostenible para nuestros mutualistas

06/02/24 · 4 min · Antonio López López

Contactamos contigo

Resolvemos tus consultas o dudas, a través del teléfono 900 82 88 99. Si prefieres, puedes dejarnos tus datos y en breve contactaremos contigo: