Día Internacional de la Educación: La importancia de educar en el ámbito de la salud

Hoy en día, todas las personas deberían contar con una mínima formación entorno al mundo de la medicina, ligada estrechamente a nuestra salud, que resulta ser el factor principal del que dependemos para vivir.

Mutual Médica · 24/01/23 · 5 min

Hoy en día, todas las personas deberían contar con una mínima formación entorno al mundo de la medicina, ligada estrechamente a nuestra salud, que resulta ser el factor principal del que dependemos para vivir. Pero, sorprendentemente, no es así.

Es una realidad que, desde que somos pequeños, no nos enseñan aquellos conocimientos básicos con los que debemos contar para sabernos enfrentar y actuar ante cualquier situación.

En el marco del Día Internacional de la Educación, que se celebra hoy, 24 de enero, desde Mutual Médica ponemos en valor nuestro compromiso con las personas, y, en consecuencia, con su educación, especialmente en el ámbito de la salud. Como profesionales médicos, somos conscientes de que la importancia de educar en salud desde que somos pequeños, es un factor clave para conseguir, juntos, un mayor bienestar y una plena seguridad a través de buenos hábitos y mecanismos de actuación básicos.

Según la OMS, la educación para la salud se define como la disciplina encargada de orientar y organizar procesos educativos con el propósito de influir positivamente en conocimientos, prácticas y costumbres de individuos y comunidades en relación con su salud.

Un nivel bajo de educación, como el que se detecta hoy en día, puede representar una serie de dificultades en el mantenimiento de la salud, como, por ejemplo:

  • Barreras sociales para el acceso a servicios de salud
  • Problemas en el uso correcto de medicamentos
  • Acceso deficiente a información en salud
  • Dificultades en el control de enfermedades crónicas

A estos factores personales, se añaden además todos aquellos relacionados con la salud de terceras personas. La prevención y la preparación de actuación ante distintos accidentes a los que podemos enfrentarnos en nuestro día a día, para ayudar en la medida de lo posible al bienestar social, se vuelve fundamental.

Metodología para educar en salud: herramientas para una adecuada difusión de los conocimientos

Creación de ambientes favorables

A la hora de educar en términos de salud, es necesario crear ambientes que contemplen y recojan las diferentes formas en que las personas somos capaces de aprender, dado que, al contar con un grupo heterogéneo, no todas usarán o les resultarán efectivos los mismos métodos para el aprendizaje.

Por este motivo, recomendamos usar espacios organizados que cuenten con ayudas audiovisuales y con una ambientación relacionada con el tema a tratar. Cuando una persona se ve envuelta en un ambiente que va acorde con lo que está aprendiendo, le es mucho más fácil interesarse por el tema y recordar todo lo aprendido.

Actividades grupales y demostraciones prácticas

En muchas ocasiones, las personas adquirimos un mayor aprendizaje cuando este va acompañado de materiales visuales. Por tanto, esta herramienta, busca presentar espacios que permitan comprender mejor un problema y las posibles soluciones a este.

Un ejemplo: Se escenifica un cuadro clínico de infección viral y un profesional médico (o alguien que actúa como tal), explica los pasos a seguir para hacer frente a la situación.

Ayudas visuales y escenificaciones

La mochila que llevarás contigo en el MIR debe estar pensada y prevista desde antes, por lo que es preferible dejarla lista durante la semana previa a la realización de la prueba, sobre todo, para evitar olvidos importantes debido a los nervios. Dentro de esta, no pueden faltar los documentos de identificación, los bolígrafos, un reloj, diferentes alimentos, mascarilla… y todo aquello que consideres indispensable a nivel personal.

Los juegos y las actividades recreativas: herramientas de retroalimentación

Una buena opción será implementar dentro de las temáticas divulgadas, actividades que favorezcan la retroalimentación, teniendo en cuenta que, muchas veces, pueden parecer mucho más insignificantes de lo que son.

Por ejemplo, la enseñanza de un buen lavado de manos, que, aunque parezca básico o innecesario, permite un buen afianzamiento al llevarlo a la práctica y no solo quedarse en la teoría. En la misma línea, realizar actividades como la selección de alimentos para una comida específica, prácticas de laboratorio, simulaciones de actuación ante situaciones recurrentes vinculadas a la salud, y, juegos populares que se puedan unir y/o relacionar con esta temática, serán un buen método de enseñanza.

Educar en salud, el pilar de la escuela del futuro

Velar por la salud y el bienestar de las futuras generaciones, a nivel físico y emocional, debe ser una prioridad. La pandemia ha modificado los hábitos de los más pequeños provocando un aumento del sedentarismo, cambios en los hábitos de alimentación o situaciones de ansiedad derivadas del confinamiento.

Educar en salud a los más pequeños es el primer paso para ayudarles a convertirse en adultos más sanos y conscientes de la importancia de llevar a cabo hábitos saludables. La salud, es un derecho fundamental y un recurso en todos los ámbitos de la vida diaria.

Los profesionales médicos entendemos que no puede haber salud sin educación, y a la inversa. Por este motivo, debe incluirse en los diferentes niveles de enseñanza, ya que estos son los lugares más adecuados para la implementación y la promoción de la salud. Empezando por los más pequeños, para que desarrollen sus rutinas de manera adecuada desde un inicio, y poniendo especial foco en el periodo universitario, donde se pueden fortalecer hábitos y estilos de vida saludable individual y colectiva.

Entendemos entonces que, educar en este ámbito, es una estrategia útil para la promoción de la salud, ya que es un proceso de aprendizaje que informa, motiva y ayuda a la población a mejorar y disfrutar de un mayor bienestar.

Con la implementación de esta mayor educación, algunos de los desafíos que planteamos son la reducción de la desigualdad, el incremento de la prevención y el aumento de la capacidad de afrontamiento.

Para ello, desde Mutual Médica, velando por el bienestar social y la mejora en la calidad de vida de todos los profesionales médicos, algunas de las estrategias que proponemos implementar son el autocuidado y ayuda mutua, la creación de entornos saludables o condiciones adecuadas, y, la creación de entornos que favorezcan la salud.

TE RECOMENDAMOS:

Otros posts

¿Quieres saber qué opinan los presidentes de los Colegios de Médicos?

02/05/24 · 5 min · Mutual Médica

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

24/04/24 · 4 min · Mutual Médica

Qué es un incidente de ciberseguridad y cómo gestionarlo

23/04/24 · 4 min · Edgar Mayol i Palouzie

Contactamos contigo

Resolvemos tus consultas o dudas, a través del teléfono 900 82 88 99. Si prefieres, puedes dejarnos tus datos y en breve contactaremos contigo: