Separar la vida profesional de la personal para poder disfrutar de las vacaciones

La profesión médica es muy humana, trabajar con personas de manera directa y constante hace que la creación de vínculos fluya sola, y por este motivo, la separación de la vida profesional y personal resulte más complicada.

Mutual Médica · 17/08/22 · 4 min

La profesión médica es muy humana, trabajar con personas de manera directa y constante hace que la creación de vínculos fluya sola, y por este motivo, la separación de la vida profesional y personal resulte más complicada. Los médicos nos llevamos muchas cosas del trabajo a casa, precisamente porque no sabemos hacer esta distinción.

Por ello, desconectar durante las vacaciones, en muchas ocasiones, no es tarea fácil. Es necesario ser conscientes de la importancia de separar los ámbitos profesionales y personales, y los efectos negativos que tiene no hacerlo. Por el contrario, descansar sin distracciones tiene múltiples beneficios que contribuyen al bienestar humano, te lo contamos a continuación.

¿Por qué es necesario descansar?

Tres de cada cuatro empleados afirman que viven permanentemente conectados o pendientes de sus responsabilidades laborales, de acuerdo con un estudio realizado por Cigna en 2021. No desconectar del ambiente de trabajo, puede derivar al desgaste laboral crónico, el cual tiene impacto negativo en la satisfacción, el bienestar y el rendimiento de los profesionales, incluso, fue reconocido como una enfermedad en 2019 por la OMS.

Actualmente, solo el 15% de los trabajadores consigue desconectar del trabajo durante las vacaciones. Por el contrario, el 75% de los españoles responde llamadas, correos electrónicos o mensajes instantáneos fuera del horario laboral, según el Informe sobre Desconexión Digital de InfoJobs.

No desconectar provoca emociones negativas como el estrés, y debes saber que la liberación de esta hormona puede afectar el sistema inmunológico y, además, aumenta la posibilidad de desarrollar trastornos autoinmunitarios o enfermedades cardiovasculares. La afectación del estado anímico y físico se verá reflejado en una menor productividad, perdida de concentración, o absentismo laboral; es decir, afectará a la calidad del trabajo.

Por ello, saber desconectar es clave para mantener el equilibrio en tu salud emocional y física, además de poder disfrutar de la rutina de forma más liberada. La separación del mundo laboral del personal no solo se debe llevar a cabo durante la época de vacaciones, hay que marcar límites y establecer rutinas para poder disfrutar de tu profesión diariamente.

Vacaciones y salud mental

Así como la hiperconexión laboral tiene efectos negativos en el estado de los trabajadores, las vacaciones influyen en la salud mental de forma positiva. Los días de descanso mejoran nuestro estado de salud, aumentando nuestros niveles de energía. Por ello, desconectar de la rutina acelerada del día a día actúa como una estrategia terapéutica para preservar nuestra salud mental, la cual también se refleja en la física.

Un análisis realizado por la American Psychological Association concluye que los niveles percibidos de estrés durante el tiempo de desconexión eran sensiblemente inferiores a los de la jornada laboral, además, esta disminución se mantenía durante cierto tiempo tras volver al trabajo.

Algunos de los beneficios más perceptibles generalmente son:

  • Reducción de los niveles de estrés y malestar
  • Mejora del estado de ánimo
  • Mayor capacidad de descanso
  • Mejora del rendimiento y capacidad de concentración
  • Incremento del optimismo
  • Favorable gestión de los problemas e imprevistos

Consejos para desconectar durante las vacaciones

Separar la vida profesional de la personal, especialmente en períodos prolongados de desconexión, es esencial para poder disfrutar plenamente de ellos. Por ello, conocer algunos trucos para poner el botón del entorno laboral en modo ‘off’, te facilitarán el disfrute de tus vacaciones.

  1. Desconexión digital: La tecnología es una herramienta que nos ayuda diariamente y que facilita la comunicación entre personas. Sin embargo, en nuestro período de vacaciones se puede convertir en un obstáculo para descansar. El menor uso de móviles o dispositivos similares hará que nuestro cerebro entienda que no estamos trabajando, y en alerta. Limita, especialmente, los canales digitales relativos al trabajo, tendrás oportunidad de ponerte al día en tu vuelta.
  1. Se flexible con los horarios: Durante el día a día seguimos una rutina que implica establecer unos horarios para poder abordar todas las responsabilidades. Durante las vacaciones, no te auto exijas, esto te permitirá estar más relajado y disminuirá tus niveles de estrés.
  1. Busca actividades fuera de tu rutina: Las vacaciones son el momento perfecto para hacer actividades que no puedes realizar normalmente, además puedes hacerlo acompañado de los tuyos. Para muchos, es la oportunidad perfecta para conocer nuevas culturas a través de viajes internacionales o de hacer deportes de aventura en la montaña o la playa.
  1. Conecta con tu entorno social: Es el momento ideal para estrechar lazos y afianzar relaciones con aquellos más cercanos. Pasar tiempo con tu entorno social te aportará tiempo de calidad que repercutirá positivamente en tu estado emocional, además, te ayudará a no pensar en el trabajo.
  1. Confía tus tareas antes de las vacaciones: Para evitar preocupaciones relativas a tus tareas, puedes dejar aquellos asuntos que te causen más estrés cerrados antes de tu tiempo de descanso. Es cierto que el sector sanitario nunca descansa, pero debes irte confiado en que otros podrán desempeñar tus funciones para el bienestar de los pacientes.

La implicación de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional juega un factor determinante para poder separar la vida profesional de la personal, por ello, su desarrollo es muy importante, ya que no escuchar nuestras emociones puede afectar en nuestro día a día.

Se trata de la capacidad de comprender, utilizar y controlar nuestras emociones de forma eficaz. La inteligencia emocional juega como una herramienta para evitar emociones negativas como el estrés o la ansiedad, y potenciar capacidades como el rendimiento y el autoconocimiento. Tener esta capacidad desarrollada permitirá que reconozcas tus propias emociones, que seas consciente de cuando estás en una situación límite en la que necesitas desconectar.   

Recuerda que, para que podamos implicarnos al máximo con nuestros pacientes en el lugar de trabajo, es necesario un tiempo de desconexión para recargar pilas y saber marcar el límite entre la vida profesional y personal.

Te recomendamos

Otros posts

Burnout: qué es y cómo combatir el desgaste laboral

12/04/24 · 3 min · Mutual Médica

Salud global: el papel de los médicos en el día mundial de la salud

07/04/24 · 3 min · Mutual Médica

La importancia de la detección precoz del cáncer

27/03/24 · 4 min · Mutual Médica

Contactamos contigo

Resolvemos tus consultas o dudas, a través del teléfono 900 82 88 99. Si prefieres, puedes dejarnos tus datos y en breve contactaremos contigo: