“La migraña es muy prevalente y discapacitante, pero es un área de investigación poco convencional”, Dra. Marta Torres, Beca 2015 Imprimir

"Entregar la Beca a este proyecto demuestra el carácter innovador de Mutual Médica", manifiesta la Dra. Marta Torres Ferrús, cuyo proyecto "Estudio funcional de la migraña mediante neuroimagen funcional" ha ganado la Beca Mutual Médico 2015, dotada con 10.000 €. "Me alegra pensar que hemos desarrollado un proyecto que merece su confianza", apunta la doctora en esta entrevista.

Fundación Mutual Médica

“La migraña es muy prevalente y discapacitante, pero es un área de investigación poco convencional”, Dra. Marta Torres, Beca 2015

¿En qué consiste concretamente y de forma resumida su proyecto de investigación?

La migraña puede presentar un curso variable a lo largo de la vida. En algunas personas, la migraña puede remitir presentando pocos o ningún ataque mensual; pero en un subgrupo de personas, los ataques pueden aumentar en frecuencia hasta llegar a ser casi diarios, es la denominada migraña crónica.

Sabemos que ciertos factores, como ser del sexo femenino, la coexistencia con otros síndromes de dolor, el síndrome de apneas obstructivas del sueño, la obesidad y el consumo frecuente de analgésicos son factores de riesgo para esta transformación, pero en realidad desconocemos en qué momento se produce y si las personas que la sufren tienen unas características cerebrales basales diferentes.

Al tratarse de una patología de la función cerebral, los estudios funcionales están revolucionando nuestro conocimiento sobre la misma. Nuestra línea de investigación tiene como meta identificar, mediante técnicas de neuroimagen funcional como el PET-FDG y la RM funcional, las áreas y redes cerebrales que pueden presentar una conectividad alterada en los pacientes con migraña y, en especial, en aquellos que presentan cefalea frecuentemente.

Nuestro objetivo es determinar si existen patrones de activación cerebral que permitan clasificar a los pacientes según la frecuencia de ataques que sufren (número de días al mes) y si ciertamente existen diferencias que apoyen la actual clasificación de la migraña en episódica (menos de 15 días de cefalea al mes) o crónica (más de 15 días de cefalea al mes). Además, este proyecto contribuirá a entender mejor los mecanismos implicados en su evolución y la respuesta al tratamiento.

¿Qué pueden aportar los resultados de este trabajo al mundo de la ciencia, por un lado, y a los pacientes, por otro?

La migraña es una enfermedad prevalente que afecta a cerca del 20% de la población española. Pero, además de frecuente, es una enfermedad que provoca una gran discapacidad a los que la sufren. La migraña es la 8ª enfermedad global vivida como discapacidad.

Actualmente, el diagnóstico y tratamiento de la migraña es puramente clínico. En los últimos años, la investigación en el campo de las cefaleas ha centrado los esfuerzos en describir biomarcadores para el diagnóstico, la monitorización de la severidad y la evaluación de la respuesta al tratamiento. En otras áreas de la medicina, esto es una realidad, y el uso de biomarcadores como guía en el diagnóstico y tratamiento de una determinada patología es una práctica del día a día. Utilizamos marcadores de lesión cardíaca para el tratamiento del síndrome coronario agudo y marcadores tumorales en el seguimiento del cáncer. En cambio, los pacientes con migraña siguen acudiendo a nuestras consultas preguntándose si es cierto que lo que tienen es migraña y si necesitan o no iniciar un tratamiento preventivo.

Mediante el presente estudio contribuiremos a crear un "set" de medidas de neuroimagen características de la migraña y a confeccionar, así, lo que podría convertirse en la herramienta diagnóstica objetiva de la migraña. Esto permitirá diferenciar individuos con migraña de controles u otros tipos de cefaleas primarias para apoyar determinados diagnósticos, describir los cambios asociados a la frecuencia y gravedad de la enfermedad, predecir la cronificación y valorar la respuesta a determinados tratamientos.

Sin duda, dada la prevalencia de la migraña y la importante discapacidad que conlleva a los que la sufren, cualquier avance en este campo tendrá una gran repercusión.

¿De qué manera puede ayudarle el presupuesto de que está dotado el premio que le ha concedido Mutual Médica?

Escogí especializarme en Neurología porque considero que las Neurociencias son un campo con muchos interrogantes todavía, que proporcionan un espacio para la investigación. Estos interrogantes en ocasiones limitan las opciones terapéuticas para los pacientes con enfermedades neurológicas. Tras el fin de mi formación especializada, tengo la determinación de continuar formándome como clínica e investigadora en el campo de las cefaleas y el proyecto que presento forma parte de mi trabajo de tesis doctoral.

En definitiva, la dotación de la Beca Mutual Médica me permitirá formarme como investigadora y contribuir a un mejor conocimiento del funcionamiento cerebral. Todo con el objetivo final de ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, que es el motivo por el que algún día decidimos hacernos médicos.

La migraña es prevalente y discapacitante, pero es un área de la investigación menos convencional que otras neurociencias. Entregar la Beca a este proyecto demuestra el carácter innovador de Mutual Médica. Me alegra pensar que hemos desarrollado un proyecto que merece su confianza. Sin duda, el recibir una ayuda de Mutual Médica es un sello inicial de calidad del proyecto. Ahora tocará transformar la idea en una realidad práctica.

¿Cómo describiría la situación de la investigación médica en nuestro país, en relación al resto de países de nuestro entorno?

Los médicos investigadores de nuestro país... ¡somos muy creativos! Inventamos los proyectos y además la fórmula para motivarnos, sacar el tiempo y conseguir los medios para llevarlos a cabo. Y el resultado es una investigación de excelencia y de alto reconocimiento a nivel mundial.

Pero primero hay que aprender a investigar. Para un médico joven, sin mucha experiencia en la investigación, no es fácil acceder a las pocas ayudas que existen para formarse como investigador. En este sentido, el apoyo de entidades como Mutual Médica es, muchas veces, la única opción para iniciar nuestra carrera como investigadores.

Invite a sus compañeros de profesión a participar en este premio.

Opino que todos tenemos que implicarnos en la investigación. Desde el enfermo y personal sanitario, desde luego, hasta la sociedad en general, ya que potenciar la investigación es una responsabilidad de todos.

Como médico, formarse como investigador desde el inicio de la carrera aporta una visión más global y crítica del ejercicio médico y seguro que mejora la calidad de nuestra asistencia. Idear un proyecto y tener la suerte de poder llevarlo a cabo gracias a la Beca Mutual Médica es una oportunidad única para ello.