Publicador de contenidos

angle-left null Entrevistamos al Dr. Aleix Olivella San Emeterio, ganador de la Beca Mutual Médica 2020

Entrevistamos al Dr. Aleix Olivella San Emeterio, ganador de la Beca Mutual Médica 2020

"La Beca Mutual Médica supone un empuje imprescindible en la financiación y desarrollo del proyecto que hemos diseñado y que ya se encuentra en marcha", afirma el Dr. Olivella

Hablamos con el Doctor Aleix Olivella San Emeterio, ganador de la Beca de Mutual Médica 2020 con su "Estudio sobre la influencia de la aloreactividad de memoria B y T en el rechazo y vasculopatía del injerto en trasplante cardíaco".

 

¿Qué representa para ti la obtención de este premio?

 


 La Beca Mutual Médica supone un empuje imprescindible en la financiación y desarrollo del proyecto que hemos diseñado y que ya se encuentra en marcha. Se trata de un proyecto ambicioso, y como suele ocurrir en la investigación no dependiente del sector farmacéutico, tenemos grandes dificultades para conseguir el sustento económico para que resulte viable. Además, este premio implica un reconocimiento a la relevancia teórica y práctica de nuestro estudio, lo que nos motiva a seguir en la línea que hemos planeado desarrollar.

 


Haz un breve resumen de tu trayectoria profesional y los hitos más importantes.

 


Tras licenciarme en Medicina por la Universitat de Barcelona, decidí continuar en el ámbito de la Cardiología, especialidad que siempre me había resultado atractiva por su fisiopatología y por el amplio abanico de posibilidades que ofrece: desde la clínica, ya sea ambulatoria, en el paciente hospitalizado o el enfermo crítico, así como las amplias técnicas diagnósticas y la creciente terapéutica cada vez más compleja. Realicé la residencia en el Hospital Universitari Vall d’Hebrón, en el que me siento muy afortunado de haberme formado y que ha influido profundamente en mí a todos los niveles. La insuficiencia cardíaca siempre me había atraído, y tras realizar una rotación durante dos meses en el Hospital de Bellvitge y posteriormente otra de dos meses en el Hospital de Montefiore, Nueva York, me convencí que quería dedicarme a la insuficiencia cardíaca avanzada y al trasplante cardíaco. Desde junio 2020, me incorporé como becario a la Unidad de Trasplante Cardíaco del Hospital de Bellvitge, centro referente a nivel nacional y con un equipo excepcional en todos los aspectos. 

 


¿Un deseo para el futuro de la Medicina?

 


Que podamos seguir ofreciendo siempre una asistencia de calidad, humana, gratuita y universal pese a los crecientes retos y presión asistencial a los que nos enfrentamos, sin olvidar también el cuidado a los profesionales que formamos parte del sistema sanitario.

 


¿Qué consejo les darías a los recién graduados en Medicina, que en breve se presentarán al MIR para hacer la residencia?

 


Que escojan lo que escojan, si tienen ilusión y ganas, no se equivocarán. Tenemos la fortuna de que nuestra profesión es apasionante e inspiradora en todos sus ámbitos, y aunque a menudo sea duro, somos unos afortunados.

 

 

¿Cuáles son tus necesidades aseguradoras más importantes como médico: jubilación, bajas laborales, incapacidad, alternativa a autónomos, seguro en caso de agresión laboral, etc.?

 


Probablemente la jubilación sea cada vez algo más complicado de sostener a nivel público y surgen cada vez más incertidumbres en este aspecto, por lo que supone un punto importante, y siempre es necesario prever incidentes disponiendo de baja laboral e incapacidad.

 


¿Cómo valoras que los médicos cuenten con una alternativa a los autónomos como es la mutualidad de los médicos?

 


Creo que es importante para nuestro colectivo, y nos brinda la oportunidad de actuar de manera más organizada y consistente como profesionales.

 

 

 

Con la crisis de la COVID-19, el mundo de la medicina se ha visto enteramente sacudido por la pandemia, ¿cómo lo estáis viviendo los médicos que os dedicáis a la investigación? 

 


 La mayoría de los médicos que investigamos dedicamos gran parte de nuestro tiempo a la asistencia, y prácticamente todos hemos estado en primera línea en los peores momentos de la pandemia. Los compañeros de Urgencias, UCI, Neumología, Medicina interna, Primaria… todos ellos han afrontado la peor parte y han realizado (y siguen haciendo) un trabajo increíble. En el caso de los Cardiólogos también hemos dado soporte a este reto nunca antes vivido, especialmente en los periodos de mayor saturación de los hospitales.