Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.


Leer más

Publicador de contenidos

Editorial

La crisis económica sigue golpeando con fuerza a nuestro país, y abre la discusión sobre el futuro de la Seguridad Social, en particular sobre las pensiones de jubilación.

La crisis económica sigue golpeando con fuerza a nuestro país, y abre la discusión sobre el futuro de la Seguridad Social, en particular sobre las pensiones de jubilación.

 

La Seguridad Social española, basada en el sistema de reparto, tiene las mayores garantías de mantenerse en el futuro. No obstante, son muchos los que reclaman un ajuste en el proceso de jubilación que tenga en cuenta la mayor esperanza de vida de la población española. En los últimos 50 años hemos pasado de una esperanza de vida al nacer de 65 años a una de 80. Se prevé que en 2020 una cuarta parte de la población supere los 65 años; de ellos, tres millones de personas tendrán más de 80 años. Se comprende que responsables económicos y políticos planteen la necesidad de reflexionar sobre el futuro de las pensiones.

 

Los médicos no sufren los efectos de la crisis como otros profesionales. El colectivo médico tiene pleno empleo. Pero puede verse afectado en un futuro si se producen cambios en el cálculo de las pensiones de jubilación. En la actualidad la mayoría de los médicos se jubilan con una pensión de la Seguridad Social de alrededor de 2.000 € al mes. Si se amplían los años de cálculo de la pensión, o se introducen otros tipos de coeficientes, las pensiones pueden disminuir; en cualquier caso, no aumentarán en el futuro.

 

Este análisis facilita la reflexión sobre la necesidad de conseguir productos aseguradores de jubilación complementarios al sistema público de la Seguridad Social. Mutual Médica ofrece un seguro de jubilación que garantiza a largo plazo el capital ahorrado, además de tener importantes ventajas fiscales en forma de deducciones en el IRPF durante el tiempo en que se hacen las aportaciones. Las deducciones de la base imponible pueden ser de hasta 12.500 € anuales. Estas ventajas fiscales son consecuencia de que Mutual Médica es una mutualidad de previsión social sin ánimo de lucro.

 

El seguro de jubilación de Mutual Médica consiste en aportaciones periódicas mensuales hasta la edad de jubilación que escoge el médico. Luego puede percibir directamente el capital acumulado o cobrar una renta mensual que complementará la que reciba de la Seguridad Social.

 

Los médicos deben prever su futuro, deben pensar responsablemente en si mismos. Cuanto más joven se es al iniciar el seguro de jubilación mayor rendimiento se obtiene después. Mutual Médica es la mejor herramienta que tiene el médico para la previsión económica de su futuro. Deseamos que los médicos lo aprovechen y así miren al futuro con tranquilidad.

 

Dr. Nolasc Acarín
Presidente de Mutual Médica