Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.


Leer más

Publicador de contenidos

angle-left null Dra. Vanesa Anton, ganadora de la Beca Mutual Médica 2018

Dra. Vanesa Anton, ganadora de la Beca Mutual Médica 2018

“Iniciativas como esta deben fomentarse entre médicos jóvenes con energía y ganas de iniciar cambios”

La Dra. Vanesa Anton, ganadora de la Beca Mutual Médica 2018, centra su investigación en pacientes con VIH y anemia grave en una zona rural de Tanzania, avalada por el St. George NHS Hospital y la Universidad de Londres.

 

¿En qué consiste tu proyecto de investigación, que ha obtenido la Beca Mutual Médica 2018?

Nuestro proyecto de investigación nace en un momento de impotencia y frustración,  ante la escasez de tratamiento y recursos diagnósticos, mientras prestamos atención sanitaria a pacientes VIH con anemia grave en una zona rural en el sur de Tanzania.

A día de hoy, la anemia afecta a 7 de cada 10 pacientes con VIH en el continente africano, y estas cifras no han cambiado en los últimos 20 años.

Es una condición tratable y prevenible en cualquier país de occidente, que en África se ve agravada en pacientes  VIH en los que, a pesar de un mayor acceso a tratamiento para el virus VIH,  esta enfermedad continúa siendo la responsable de en torno al 30 - 50% de las muertes en este continente.

En un país con bajos recursos, como Tanzania, y especialmente en zonas rurales, el diagnóstico de un paciente con anemia no se puede realizar de manera rutinaria debido principalmente a falta de infraestructura de laboratorios y falta de personal cualificado. Esta situación empeora si sumamos la inaccesibilidad a tratamientos eficaces, como puede ser una transfusión sanguínea o la simple administración de hierro.

Por ello nuestro proyecto tiene como objetivo tratar de establecer las causas de anemia en pacientes VIH, mediante una técnica simple, barata y bien conocida que es el frotis de sangre periférica, que consiste en examinar bajo el microscopio ciertas características morfológicas a partir de una muestra de sangre. Esta es una herramienta diagnóstica que no requiere alta tecnología y que será llevada a cabo por profesionales médicos locales con base en Tanzania e interpretada de manera remota a través de imágenes por hematólogos desde España. 

 

¿Qué puede aportar este trabajo al mundo de la ciencia, por un lado, y a los pacientes con este problema de salud, por otro?

Como resultado de este proyecto, esperamos, primero, mejorar el diagnóstico de la anemia en pacientes VIH en África, y con ello  poder guiar un  tratamiento efectivo de manera segura.  Segundo, promover la capacitación de profesional médico y de laboratorio a nivel local.  Tercero, y muy importante, asegurar la perduración del proyecto, que sea sostenible y tenga una continuidad a largo plazo.

 

¿Qué piensas de iniciativas como la de la Beca Mutual Médica?

La investigación científica o médica, en lo que a inversión pública se refiere, no está en su mejor momento, especialmente en nuestro país, donde muchos investigadores y médicos jóvenes con un gran potencial tienen que emigrar para continuar con su carrera profesional. Por lo que iniciativas como esta deben ser fomentadas entre médicos jóvenes con energía y ganas de iniciar cambios.

Si consideramos específicamente el proyecto, nos encontramos ante la paradoja de que, a pesar de tratarse de uno de los mayores problemas de salud pública a nivel global, con una elevada tasa de mortalidad, y que forma parte de todas las agendas políticas, la financiación destinada a proyectos relacionados con anemia en países de baja renta es todavía muy escasa.

 

¿Cómo conoció la existencia de esta Beca?

A través del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona. Justo, tras acabar mi formación como residente, recibí una beca del colegio de médicos para realizar una rotación clínica en Tanzania.

 

¿De qué manera te ayudarán los 10.000 € con los que está dotado este premio en tu investigación?

La ayuda económica concedida con esta beca se destinará íntegramente al “Chronic Diseases Centre of Ifakara” e “Ifakara Health Institute” en Tanzania, con la finalidad de cubrir gastos de materiales y personal local contratado para llevar a cabo el proyecto.

 

Invita a tus compañeros de profesión a solicitar esta Beca

Como joven internista, apasionada de la medicina clínica, y como mujer, me gustaría enviar como mensaje a todas las compañeras de profesión que persiguen sus sueños: todas las puertas están abiertas y todos los caminos son válidos.